Una de las preguntas fundamentales que muchas personas tienen sobre Bitcoin gira en torno a las monedas en sí. Las preguntas sobre su valor, seguridad e historia, eventualmente llevan a un solo lugar: ¿De dónde vienen los bitcoins?

Mientras que el dinero tradicional se crea a través de bancos (centrales), los bitcoins son “minados” por los mineros de Bitcoin: los participantes de la red que realizan tareas adicionales. Específicamente, ordenan cronológicamente las transacciones incluyéndolas en los bloques de Bitcoin existentes. Esto evita que un usuario pueda utilizar el mismo bitcoin dos veces. De esta forma se resuelve el problema de “dinero repetido”.

Pasando por alto los detalles técnicos, el encontrar un bloque tiene cierto parecido a una lotería. Para cada intento de tratar de encontrar un nuevo bloque de Bitcoin, que es básicamente una suposición aleatoria para un número de la suerte, un “minador” (la persona que tiene el equipo de minería de Bitcoin) tiene que gastar una pequeña cantidad de energía. La mayoría de los intentos fallan y la energía utilizada por el minador. Sólo una vez cada diez minutos un minador tendrá éxito y agregará un nuevo bloque de Bitcoin  a la cadena

Esto también significa que cada vez que un minador encuentra un bloque válido, esto quiere decir que debió de haber quemado estadísticamente mucha más energía en todos los intentos fallidos. Esta “prueba de trabajo” está en el corazón del éxito de Bitcoin.

Por un lado, la prueba del trabajo impide que los mineros creen bitcoins de la nada: deben quemar energía real para obtenerlos. Además, la prueba de trabajo modifica la historia de Bitcoin. Si un atacante intentara cambiar una transacción que ocurrió en el pasado, ese atacante tendría que rehacer todo el trabajo que se ha hecho desde entonces para ponerse al día y establecer la cadena más larga. Esto es prácticamente imposible y es por eso que se dice que los mineros “mantienen segura” la red de Bitcoin.

A cambio de asegurar la red, y a manera del precio que tienen que pagar por su “boleto de lotería” que sirve como un incentivo para quemar esta energía, cada nuevo bloque incluye una transacción especial. Es esta transacción la que premia al minero con nuevos bitcoins, que es la manera en que nuevos bitcoins entran en circulación. En los inicios de Bitcoin, cada nuevo bloque concedía  al minero 50 bitcoins nuevos, y esta cantidad se reduce a la mitad cada cuatro años: Actualmente, cada bloque minado incluye 12,5 nuevos bitcoins.

Cualquiera puede convertirse en un minero Bitcoin para tratar de obtener estas monedas digitales. Sin embargo, la minería Bitcoin se ha vuelto cada vez más especializada a lo largo de los años y hoy en día es mayormente realizada por profesionales dedicados con hardware especializado, electricidad barata y a menudo grandes centros de datos.

Suscríbete sin Ningún Costo a mi Curso “Qué Diablos es Bitcoin”
Aprende de forma sencilla y divertida qué es exactamente una criptomoneda y por qué representan una oportunidad única en nuestra economía actual, cómo y para qué se usan, cómo adquirirlas, qué es Bitcoin y muchísimo más. El acceso es inmediato.